Estamos aquí y queremos un permiso de residencia

El 1 de junio ha empezado oficialmente el procedimiento para regularización de migrantes durante la emergencia sanitaria presentado en el territorio nacional. En una primera conferencia sobre el decreto ley, hemos expresado una opinión extremadamente negativa, ahora, después de días de mostradores de información y observatorio sobre los procedimientos, tenemos la certeza que las normas aprobadas son un engaño para los miles de migrantes que esperan la posibilidad de salir de la condición de cancelación civil y social en la que se ven obligad@s. No solo dejarán a miles de personas sin un permiso de residencia y sin derechos, sino que producirán discriminación, inducirán a los migrantes que ya tienen un trabajo a abandonarlo con la ilusión de regularizarse dentro de limitados sectores económicos previstos por el decreto ley ¡Alimentará la especulación y las estafas contra los migrantes obligados a buscar contratos de trabajo que incluso pagan 8,000 euros!

Este es el mal producto de la elección del gobierno que, en lugar de enfrentar el problema en su totalidad y desde el punto de vista primario de los derechos y garantías, ha decidido moverse solo para tratar de satisfacer las necesidades inmediatas del sistema económico y productivo.

Desde el comienzo de la emergencia de Covid-19 con la campaña “Estamos aquí – ¡Regularización ahora!” afirmamos que la urgencia que debía abordarse era otra, la de los derechos y la dignidad de las personas, la de las condiciones materiales de existencia de los obligados a la invisibilidad, de vivir sin otra perspectiva que la del trabajo esclavo, de la coerción, de la privación de libertad por el mero hecho de no tener los documentos en orden.

Como si eso no fuera suficiente, mientras los procedimientos ya están en progreso, partes de las regulaciones confusas y ambiguas se mantienen deliberadamente en la incertidumbre y esto permitirá una interpretación restrictiva y arbitraria por parte de las oficinas responsables de administrar y decidir las prácticas.

Debemos sacar nuestras críticas con fuerza, no podemos limitarnos a comentarios negativos y quedarnos inmóviles.

Por estas razones, estamos promoviendo una semana de movilizaciones territoriales que se prepararán y convergerán en una cita nacional en los días en que el Parlamento discutirá la conversión del decreto en la ley.

Hacemos un llamamiento a todas las realidades sociales que se han unido al llamado de marzo para una regularización generalizada y a tod@s aquellos que en estos días han participado a las plazas antirracistas para dar vida a manifestaciones, guarniciones, asambleas bajo las prefecturas:¡desvelemos esta estafa de regularización implementada en la piel de miles de migrantes!

¡Reunámonos el viernes 26 de junio en Roma a las 2.30 de la tarde para decir al gobierno directamente que queremos romper las cadenas de irregularidades que mantienen como rehenes las vidas y los cuerpos de miles de migrantes!

Queremos que la posibilidad de regularización sea gratuita, se extienda a todos los sectores empresariales y se extienda más allá del 15 de agosto. Queremos para tod@s aquell@s que no tienen un permiso de residencia o que tienen un permiso que expiró incluso antes del 31 de octubre de 2019, o que tienen un permiso precario (como los solicitantes de asilo), empleados o que buscan trabajo , la emisión de un permiso de residencia de al menos un año, renovable y convertible en otro permiso de residencia, que considera la presencia en Italia como el único requisito.

Info: sanatoriasubito@gmail.com

Pagina Facebook

Locandina 26 giugno Roma
Locandina 26 giugno Roma